11 4058-5240
011 5050-7270
Exterior: (+54911) 40585240

            (0054911) 50507270
detectives@estudioyasociados.com
Skype: estudioyasociados

Lavalle 1290 Buenos Aires Argentina

Detectives Privados
Argentina

 

Infidelidad:

Detectives Privados Estudio y Asociados Investigaciones Privadas, ofrecemos servicios en todo el país para las investigaciones de casos de infidelidad / divorcios aportando pruebas acumulativas, pruebas para juicios, pruebas y evidencias documentadas, etc. Entendiendo siempre lo preciada que es la información seria y responsable. Empleando en ello tecnología de última generación a los fines de llevar trasparencia a nuestras investigaciones, fotografías, videos, sistemas de audio online, entre otras.

Algunas conductas que suelen mostrar hombres y mujeres siendo infieles: No vuelve a casa a la hora de costumbre. Elige su ropa con más cuidado que antes. Recibe llamadas misteriosas. Oculta el celular. Usa la computadora con clave. Sale con amigos/as más frecuentemente. Gasta más dinero y no lo puede justificar. En ocasiones se muestra agresivo/a injustificadamente. Dice tener nuevas amistades. Muestra alegría injustificada. Ya no le presta la misma atención que antes al entorno. Nota que no hay comunicación y parece no importarle. Se preocupa por su estética. Está más interesado/a en verse bien físicamente. Se irrita fácilmente. Esta distante. Indiferencia ante el naufragio de la relación. Cambios bruscos en la rutina diaria. Habla de temas que antes no dominaba. Cambia de gustos súbitamente. Se ofende inmediatamente cuando le insinúan que miente. Reuniones laborales inusuales. Inventa motivos para estar cada vez menos tiempo en casa. Salidas en horarios laborales. No comenta que hace cuando sale o cómo le va en el trabajo o cómo se siente. Reuniones inusuales con sus amistades. Evita las conversaciones sobre la pareja. Se interesa mucho por lucir atractivo/a cuando sale. Critica de forma injustamente. Pérdida del apetito sexual, incluso rechazo. Se retrasa en el regreso del trabajo.

Sabemos que la infidelidad no respeta edades y es consecuencia de varios factores como el deterioro de las relaciones conyugales o de pareja por diversos motivos. Lo que lleva a relaciones extramatrimoniales o de pareja siendo las más comunes de tipo sexual o afectivo. Esta situación genera un conflicto en la otra parte, es una experiencia dolorosa y hasta humillante, que ataca la autoestima y los sentimientos generando impotencia y rencor.

Con la infidelidad se destruyen los valores en que se fundamenta una relación de pareja, como son la confianza, la sinceridad y el respeto.

La infidelidad es el resultado de la crisis de una pareja, que no sucede espontáneamente, siempre hay motivos que la provocan.

Tipos de infidelidad conyugal, existen dos tipos de infidelidad: La infidelidad puntual (basada solo en el sexo y relativamente fácil de ocultar), infidelidad de compromiso (es duradera y supone la aparición de un amante estable, con quien se establece un importante compromiso, es bastante común que en estas relaciones se prometa romper con la primer pareja).

Algunas claves sobre la infidelidad en hombres y mujeres:

Cambio de comportamiento inexplicable: una pareja basa su accionar en la comunicación y las experiencias diarias, de manera que esta conducta permite predecir y entender el comportamiento del otro. Pero cuando se observa una conducta anómala, este hecho sugiere ya un interrogante que, entre la lista de posibilidades, puede contener a la infidelidad como elemento influyente. Estas conductas son netamente subjetivas y es usual que sólo la pareja logre notar algo diferente en la otra persona.

Preocupación anormal por la apariencia: las personas que están en pareja conocen cuál es la posición del otro con relación al cuidado de su imagen. Sin embargo, cuando se nota una actitud un tanto exagerada por la imagen o por llamar la atención con la apariencia, existen varias posibilidades y una de ellas puede estar relacionada con la infidelidad. Esto es debido a que el acto del cortejo exige la necesidad de atraer la atención del amante.

Actividades anormales: la empatía con lo que una persona hace o deja de hacer es uno de los elementos más notorios en una relación, de forma tal que casi todas las personas saben qué actividades les gusta o no a sus parejas. Los cambios indicarían un interés particular sobre esa nueva actividad y entre los motivantes tal vez pueda estar la infidelidad.

Nuevos círculos de amistades: no debería ser un motivo de sospecha de infidelidad, a no ser que esos nuevos círculos de amigos sean excluyentes del otro, de forma que la pareja no pueda participar en ellos por diferentes exigencias o situaciones. También están los que evitan y retardan lo más posible que sus amigos conozcan a su pareja, por temor a que alguien hable de más. No obstante, su sola exclusión no es sospecha de que algo malo esté pasando, lo que sí puede ocurrir cuando la relación amorosa se ve afectada.

Cuidado con los medios de comunicación: para que una relación de infidelidad exista es necesaria la comunicación entre sus integrantes. Tiempo atrás, la comunicación era a través de cartas o mensajes dados por personas; luego por llamadas desde teléfonos convencionales. Pero hoy en día existe una amplia variedad, como el chat, las redes sociales, WhatsApp o Telegram. Esta última aplicación permite que los chats se eliminen luego de transcurrido un tiempo que se puede establecer y esto ocurre en ambos teléfonos que se comunicaron. Telegram tiene la ventaja de no tener que estar borrando las conversaciones y de asegurarse que éstas también desaparecerán del teléfono del otro. Estar pendiente del teléfono, quitarle el sonido o tenerlo siempre en la cartera, en el caso de las mujeres, o en el saco, en el de los hombres, también pueden ser indicios de infidelidad.

Disminución de los encuentros afectivos: en toda relación la demostración de afecto pasa por diferentes niveles. Desde los más intensos al inicio hasta los más memorables en épocas avanzadas, pero la intensidad de la entrega es siempre decisiva. Tanto los hombres como las mujeres conocen a sus parejas y saben que algo está bien o no según el afecto que reciben del otro. De modo que si no existe otra explicación razonable como estrés, problemas médicos, financieros, laborales o de comunicación es necesario considerar la infidelidad como causa de una disminución de atención.

Cambios de humor: más arriba se mencionaron los cambios de comportamiento, pero el cambio de humor adquiere una connotación especial, ya que es lo que produce la llegada de un amante o infidelidad: una sensación de placer que contrasta con la injusticia de esa práctica. En el infiel, éste mismo razonamiento es mirado como una situación estresante, con un grado de impotencia y molestia hacia las decisiones que está tomando, lo que le genera un estado alterado del humor.

Despreocupación por asuntos familiares: cuando el infiel adquiere un momento de placer, suele hacerse "adicto" a ese lapso fugaz de tiempo, tanto que sin darse cuenta abandona mucho de lo que ha conseguido en años de convivencia. Esta despreocupación no sólo es vista por la pareja, sino que también los hijos se percatan de ello y son quienes lo ponen de manifiesto.

Elementos sospechosos en sitios propios de la pareja: es evidente que cuando se lleva cualquier tipo de relación como en todo evento humano, ésta siempre deja huellas. Algunas son poco perceptibles, como en el caso de los besos, pero otras son evidenciables como facturas, tickets, recuerdos de lugares, prendas pequeñas o cualquier tipo de elemento que no tiene razón de estar en un lugar que es propio de la pareja. Su presencia implica que hubo un encuentro con otra persona y el elemento hallado sugerirá la naturaleza de la infidelidad.

Quiere terminar: es probable que un infiel use estas aventuras para terminar la relación con su pareja estable, porque no puede decir directamente que no quiere estar con él/ella. O es una de esas personas que no puede estar solo, entonces busca un ‘reemplazo’, cuando ve que su relación actual está por terminar.

La infidelidad puede poner sus bienes y economía en riesgo:

Como detectives privados le podemos decir que para descubrir a una persona infiel. Existen muchos indicios que indican que algo no va bien en una relación conyugal y que probablemente su pareja este viviendo una historia amorosa llevando adelante una doble vida. Ahora bien, nadie es tan buen actor para los detectives privados de Estudio y Asociados investigaciones privadas como para ocultar por mucho tiempo una relación paralela. Dependiendo del caso a investigar es muy importante obtener pruebas / evidencias documentadas, ante la instancia de tener que llegar a un divorcio, siendo impredecible conocer su final económico. Por ello es necesario estar siempre un paso adelante y contar con las herramientas y pruebas necesarias para cerrar un buen acuerdo económico antes de la separación.

Cuando se piensa en una prueba que puede aportar una investigación privada o en un detective privado por una infidelidad, siempre debe estar debidamente documentada. La persona infiel siempre tendrá una excusa para defenderse e inventará historias para no ser incriminado/a, atribuyendo que dichas pruebas no son de índole personal o que las mismas pertenecen a un tercero, etc. Ahora bien, si Ud. lo que quería era desenmascarar a su cónyuge o sacarse una duda estamos hablando de un tema. Por el contrario, si piensa continuar e ir camino a un divorcio (división de bienes) le decimos que ha despertado al enemigo/a ya que su cónyuge va estar más atento a lo que Ud. pueda llegar hacer en el futuro para obtener pruebas e incriminarlo/a.

Ante una situación de esta índole busque un buen asesoramiento en Detectives Privados Estudio y Asociados, podemos ayudar a crear un plan de acción para proteger sus bienes gananciales en un intento de vaciamiento de los activos de la familia, piense antes de mover una pieza, ya que una buena jugada le hará ganar la partida, y dependiendo de cómo se lleve adelante el caso, no necesariamente tendrá que llegar a un juicio por división de bienes.

La infidelidad nace desde una pura atracción física hasta una intensa conexión emocional; maridos o mujeres aburridos que se quieren reinventar o incluso personas que se han enamorado locamente de alguien. Todo cabe en el mundo de la infidelidad. Y al final sufren unos y otros.

Resulta curioso pero hay personas que parecen marcadas por un destino amoroso en el que la infidelidad siempre se encuentra presente. La infidelidad recurrente no es una señal de libertad sino todo lo contrario. Porque el que engaña a otro no ejerce su libertad, lo que ejerce en realidad es la neurosis que padece.

Un cambio de actitud, un comportamiento diferente que aunque se trate de disimular, lo podemos identificar porque conocemos a nuestra pareja; nos puede llevar a la terrible sospecha de otra persona en su vida afectiva, y si le sumamos que la relación no anda bien, se encuentra debilitada o es muy problemática, entonces con más razón podemos creer en la existencia de una infidelidad.

Un detective privado en casos de infidelidad aporta pruebas y datos que llevan a esclarecer este tema delicado y espinoso. Nuestras investigaciones en Detectives Privados Estudio y Asociados, en infidelidades de pareja, muestran que los signos que nos pueden llevar a pensar que nuestra pareja nos es infiel, son los cambios notables en las actividades cotidianas. Toda actitud sospechosa deberá estimular en Ud. prestar más atención a su relación.

Si está pasando por un engaño, sin duda esta es una situación muy difícil para usted, sin embargo aconsejamos mantener la calma y no tomar decisiones precipitadas, si desea un asesoramiento profesional no dude en consultarnos Detectives Estudio y Asociados.  
 

Detectives Privados: Estudio y Asociados Investigaciones Privadas fundada en 1987.
Nuestra marca es protegida por ley 11.723 ®

Investigaciones Privadas
Detectives

Argentina

Tel.: 011 (15) 4058-5240 / (15) 5050-7270
Exterior: (0054911) 40585240 / (0054911) 50507270
detectives@estudioyasociados.com
Skype: estudioyasociados
Lavalle 1290 - Buenos Aires - Argentina


© 2017 Todos los derechos reservados